Lunes 3 Agosto 2020

 

En tiempos de pandemia

Estamos pasando un presente especial, que no sabemos cómo continuará pero que a la vez no hay que ser demasiado lúcido para darnos cuentas que lo que viene también será especial.

A muchos nos tomó por sorpresa el aislamiento, no se pudo en esos primeros días pensar tranquilos y con el correr de los días, lo tuvimos que hacer a la fuerza primero y ahora ya más relajado tratar de diagramar el futuro.

El Club no es ajeno a toda esa situación y en cada área deberían enfocarse en proyectos que lo protejan y que además tengan empatía con los socios y los criadores. Para que esto suceda cada uno tiene que entender y saber que pueden y que no pueden en cada área.

Todo lo referente a tatuajes de las crías y placas de displasia son responsabilidad del Registro Genealógico y por ende las decisiones las toma el Comité Ejecutivo tal cual consta en la página oficial del Club. Este es el que debe evaluar y proponer a los Tatuadores, los radiólogos y los veedores. Es el Comité Ejecutivo el que tiene que evaluar los pasos a seguir en función de sus necesidades y principalmente pensando en los tiempos que se avecinan, por lo tanto se tendrán que evaluar algunos cambios debido al momento especial que vivimos

Por otro lado los Consejos de Jueces tienen que evaluar como seguirá la actividad pensando que ya pasaron casi 40 días inactivos y que cuando se libere el aislamiento seguramente no se podrá viajar de provincia a provincia.

Sería un error si el área técnica no se ayornarse y pensara en no hacer cambios ante la situación dramática en que vivimos.

Tanto socios como criadores tienen preguntas y pocas respuestas y/o soluciones de las áreas técnicas.

Me pregunto? No sería conveniente ir solucionándole esos problemas aunque sea en aquellos lugares donde se puedan habilitar a los responsables técnicos de cada región aunque no tengan las categorías correspondientes, ya que hay varios jueces destacados profesionales veterinarios por ejemplo.

Hay preparadores que tienen varios perros desde hace bastante tiempo y a los que se les podría dar la posibilidad de rendir de alguna manera.

Esos son sólo algunos ejemplos y pienso que debe haber muchos más. Creo que los responsables electos y elegidos para conducir el Club, deberíamos entender que es absolutamente una necesidad imperiosa darle una respuesta a los Socios, independientemente que algunos aspectos corresponda al área técnica.

El Club es de los socios y criadores que hacen la actividad y hay que tener empatía por ellos dejando de lado intereses y egos propios.

Pedro Centurión

 

Las historias de Traillin

  • 1
  • 2
  • 3